Restaurant el Pla: una lección de marketing



Mi primer post sobre el Restaurant El Pla en Manitas de Cerdo ha sido leído novecientas sesenta y dos veces desde su primera publicación en Junio del 2010. Mes a mes se incrementa la estadística y, aunque lo visito poco por vivir lejos, cada vez que repito volvería a suscribir lo escrito hace dos años.

El PlaRestaurant El Pla (Palamós)

Hoy ha sido uno de estos días, en un festivo de privilegio para los que trabajamos en Barcelona. Hacía una mañana espléndida, caminamos desde Palamós hasta la Platja del Castell por el Camí de Ronda (muy recomendable), nos bañamos en un mar bravo y cristalino, y emprendimos a pie una romántica ruta por bosque y campos desde la playa hasta el Restaurant El Pla. Caminando a ritmo normal se tardan unos 30 minutos.

Aunque tiene una entrada desde la Vía Verde (La Ruta del Tren Petit) entre Palamós y Vall-llòbrega, mi compañera de las Asics con Gel Kayano andaba nerviosa buscando infructuosamente un atajo. Ella tenía hambre y el Pla se veía justo enfrente, detrás de la riera y de un campo de hierbajos. Suerte de los cercados y verjas de las naves industriales contiguas al restaurante y del impracticable campo de maíz todavía sin cosechar en uno de los lados, que le obligaron desistir del allanamiento de propiedad ajena y acercarnos al restaurante por una ruta más civilizada. Recuerda: si vienes desde la Platja del Castell andando, el desvío desde la vía verde es pasado El Pla en dirección Palamós a mano derecha.

Dado el día laborable y el mes de Septiembre, encontramos una mesa para dos sin haber reservado, todo y que había mucha gente en mesas pequeñas, medianas y grandes. Nos recibieron con una sonrisa y a pesar de nuestro aspecto campestre y mis botas Mammut, nos sentaron en una mesa céntrica de la sala principal. El menú cuesta tan solo 9,70€ (bebida y nuevo IVA incluidos) y mi entrecot de ternera autóctona -fuera de menú- 11,50€. Se trata de una cocina catalana de mercado, sin complicaciones y sin avaricias.

Una de las definiciones más simples de una propuesta de valor en marketing es ‘beneficios ofrecidos menos precio pagado’. Si la propuesta es de valor de verdad, los beneficios aportados exceden el coste de compra. En blogs de restauración se suele hablar del rcp (relación calidad-precio). Un rcp alto significa una percepción de beneficios superior al importe pagado. Un rcp correcto significa ‘lo comido por lo servido’. Y un rcp bajo significa un exceso de coste por la experiencia culinaria vivida.

El Restaurant el Pla deberían visitarlo estudiantes de marketing. Aprenderían en un mediodía qué significa una propuesta de valor y saldrían, además, satisfechos y habiendo desembolsado una cantidad de dinero menor que en su rudimentaria cantina universitaria.

El Restaurant el Pla es un concepto inmejorable y debería figurar en los blog trips del Patronat de Turisme Costa Brava Girona. Los potenciales turistas y visitantes de la zona de Palamós deberían saber que todavía existen lugares buenos, bonitos y baratos. Eso no existe fuera de nuestras fronteras y muchas veces tampoco dentro.

Si todavía no te has decidido, comentarte que ya vas tarde. A no ser que sea La Mercé y tengas fiesta, no te la juegues sin reservar.

Restaurante el Pla, Ctra. de Palamós a Girona, km, 41 (Palamós). Tf. +34 972 315 085

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s