Tapas 24: revolucionar los postres


Hace siglos que no pisaba el Tapas 24 de Carles Abellán. De hecho íbamos decididos a comer en el Nacional. Lo sé, muy poco original, pero, entiéndelo, era tarde, me habían cerrado ya varias cocinas e iba acompañado de ella. Tú ya me entiendes. Tiempo atrás lo llamaba el síndrome cfh: cansancio, frío y hambre. Es similar al triángulo diabólico del fuego: oxígeno, calor y combustible. Si consigues eliminar uno de los elementos, el problema se extingue.

Ceviche de Corvina by Tapas 24Ceviche de Corvina

A la altura de Diputaciò me vino a la cabeza el sótano del Tapas 24 de Abellán y tras un breve titubeo, decidimos sentarnos en la barra.

De hecho, entramos por las expectativas del Cangrejo Real al ajillo, convincente sugerencia del simpático camarero de la terraza. Echamos un breve vistazo a la carta, nos aseguramos que podríamos comer sin cerdo, fritos ni grasas saturadas*, y bajamos la estrecha escalera como dos crustáceos.

El Tapas 24 no es un sitio barato y menos si pretendes extinguir el cfh con platos abundantes. En realidad, te podrías arruinar en el Abellán si fuese esa tu idea. No te equivoques, el Tapas 24 es para experimentar sabores y disfrutar de los ingredientes de siempre de forma distinta.

Después de la Coca cruixent amb tomáquet amb sardines -para mí el winner de los principales-, del bello y bonísimo Ceviche de Corvina, del Cangrejo Real al ajillo que estaba a la altura y del clásico postre Xocalata amb oli, sal i pa, después de esas tapas delicadamente preparadas por los jóvenes cocineros, llegó el postre a base de berenjena: Alberginia amb formatge, mel i cafè… Sin palabras. ¿Qué sería Barcelona y nuestro pequeño gran país sin la creatividad de nuestros héroes culinarios?

Nos costó 56,60€, incluyendo tres botellitas de agua responsables del 13% del ticket global. Ya lo he dicho al principio: no es un sitio barato. Pero, ¿cuánto cuesta la creatividad? Dime, ¿alguna vez has probado una berenjena como postre?

Aunque mi compañera me reprochaba que todo tiene un límite en la relación cantidad-precio, para mí, Abellán, el Tapas 24 y su equipo son un 10.

Luego pasamos por el Baluard, otro lugar del que debo escribir con urgencia, y no sé si por la persistencia del triángulo diabólico del cfh o por mi entusiasmo por la Alberginia amb formatge, mel i cafè que todo lo justificaba, acabó comiéndose media barra de cereales…

Tapas 24, c/ Diputació, 269 (Barcelona). Tf. 934880977

(*) Desde los cincuenta llevo una particular cruzada contra esos alimentos. Si siguiera comiéndomelos, estoy convencido que me llevarían rápida y miserablemente a la tumba. Y aunque este blog se llame Manitas de cerdo, ¡esa delicatessen no lleva grasas! Si te interesa el tema, mírate Mi Dieta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s